Era un niño tan feo tan feo que su madre en vez de darle el pecho le daba la espalda

Era un niño tan feo tan feo que su madre en vez de darle el pecho le daba la espalda.

Etiquetas:


¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *