Era un tío tan gafe, tan gafe, que se puso a jugar a las cartas y se pincho con el as de espadas

Era un tío tan gafe, tan gafe, que se puso a jugar a las cartas y se pincho con el as de espadas.

Etiquetas:


¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *