Este era una vez un jugador tan malo, pero tan malo, que cuando metió un gol, en la repetición lo falló

Este era una vez un jugador tan malo, pero tan malo, que cuando metió un gol, en la repetición lo falló.

Etiquetas:


¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *