Llega un niño y le dice a su padre:Papi, papi, papi, fíjate que hoy, el entrenador de fútbol me dijo que yo era una promesa de gol.Y

Llega un niño y le dice a su padre:Papi, papi, papi, fíjate que hoy, el entrenador de fútbol me dijo que yo era una promesa de gol.Y su padre emocionado le dice:¿Jugaste de delantero?Y el niño le responde:¡No, de portero!

Etiquetas:


¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *