Era un tío tan delgado que le contrataron en una fabrica de macarrones para limpiarlos por dentro

Era un tío tan delgado que le contrataron en una fabrica de macarrones para limpiarlos por dentro.

Etiquetas:


¿Te ha gustado? ¡comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *